Encuentranos también en

29 de Marzo del 2017
Inicio / Noticias / Dote matrimonial, una prestación que desconocen las parejas

Noticias

Dote matrimonial, una prestación que desconocen las parejas

26 Septiembre 2011


A pesar de no existir cifras oficiales, gran parte de la población que se encuentra adscrita a sus servicios de seguridad social ya sea por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social (Imss) o del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) no conocen los derechos que tienen por el sólo hecho de ser un trabajador, incluso, no tienen idea de los servicios que les ofrece su afore en caso de quedar sin empleo, o bien, contraer matrimonio, entre otras.
A pesar de la intensa campaña publicitaria que se ha desatado sobre la elección por parte del trabajador de una afore, existe gran confusión entre la población sobre el funcionamiento de estas.
Los mensajes que difunden las organizaciones financieras autorizadas para manejar fondos de retiro, son técnicos y no brindan respuestas claras; los mensajes están diseñados más para ganar clientes, para enganchar a los empleados, que para informar.
Lo cierto, es que los trabajadores viven entre desconcierto y desinformación, pues muchos, desconocen los beneficios de estar asegurado y contar con una afore.
Entre los principales beneficios que ofrecen las afores a sus derechohabientes están el apoyo de desempleo y la dote matrimonial. Aunque muy pocos lo saben, el trabajador puede retirar parte de su afore, en caso de que se encuentre desempleado o bien si ya se va a casar.
Según informes de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro Para el Retiro (Consar), si usted tiene más de 46 días naturales sin empleo y no ha efectuado retiros anteriormente, puede con tan sólo presentar su constancia de baja del Seguro Social ante su perteneciente subdelegación, en el Sistema de afore al que este asignado, retirar un porcentaje de sus aportaciones.
El registro de afore, posee dos subcuentas, denominadas de retiro y, de cesantía y vejez, respectivamente, de las cuales se pueden retirar las aportaciones de sus cinco años de labor o bien el equivalente del 10 por ciento del monto total de las aportaciones, explicó Sara Cepeda, personal de Atención al Usuario de la Consar.
“Únicamente podrá ser retirado de estas dos subcuentas, más no del saldo total”, aclaró.
Por otro lado, explicó que en caso de matrimonio, lo que se brinda es una ayuda estimada en 30 días de salario mínimo, la cual puede ser tramitada luego de que se lleve a cabo el proceso legal de este.
“Primero se tiene que casar, y luego presentando las actas correspondientes ante el Seguro Social, puede retirar 30 días de salario mínimo, siempre y cuando esté cotizando”, explicó.
Sin embargo, José Alfredo Reynosa, director general de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro, advirtió que lo que puede auxiliar la solvencia económica en el momento en el que el trabajador se encuentre desempleado o en preparativos para su boda, es un diminutivo del equivalente de semanas aportadas para su jubilación.
“Es algo que el trabajador debe sopesar bien, porque aunque tiene el derecho de poder tomar esos recursos para cualquiera de esas dos situaciones, también es cierto que ya está haciendo uso de esos recursos”, formuló.
Asimismo señaló que solamente por medio de aportaciones voluntarias el trabajador puede reponer el monto de las aportaciones retiradas, de lo contrario se quedará con el saldo disminuido o bien tendrá que laborar más tiempo.
Consideró que debido a la conciencia que hoy existe en el trabajador sobre el cuidado y manejo del saldo de su fondo para el retiro, actualmente son pocos los retiros que se presentan por estas dos opciones que el Sistema de Ahorro para el Retiro, ofrece.
Mientras tanto, Carmen Sandoval, ejecutiva de afores, sostuvo que muy pocas personas conocen los beneficios y obligaciones que tiene al ser derechohabiente de una institución médica y contar con una afore.
“Muchas personas llegan desconcertadas, pidiendo información sobre una alternativa que les ayude a “respirar” económicamente”, dijo.
Recalcó que poco a poco crece la cifra de quienes hacen uso de estas prestaciones que realizan el Imss e Issste en conjunto con la afore del empleado.
Incluso, recalcó Sandoval, hay personas que desconocen completamente para qué sirve la afore o estar asegurado.
“No sólo es recibir dinero al jubilarse o recibir consultas médicas las prestaciones a las que son sujetos los empleados”, manifestó.
Pidió a los trabajadores acercarse a su unidad médica o a un asesor de su afore para que les explique a conciencia sus derechos como trabajador.

DOTE MATRIMONIAL
En un apoyo al ingreso familiar, se otorga por una sola vez a aquellos empleados de planta que contraigan matrimonio.
Según datos proporcionados por la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondo para el Retiro (Amafore), en 2004 hubo 55 mil 943 personas que solicitaron este apoyo, por lo cual se otorgaron 73 millones 420 mil pesos de las subcuentas de cesantía y vejes.
Asimismo, durante los primeros cinco meses de 2005, 21 mil 729 parejas solicitaron el retiro, por lo que se otorgaron 29 millones 260 mil pesos en apoyos para casamiento.
Cabe resaltar que ese “guardadito” para casarse se toma directamente de la cuenta individual, por lo que se contará con menos dinero al momento del retiro y se reducirá el total de semanas de cotización al Seguro Social.
Todo ello quiere decir que el futuro marido se verá afectado en el número de semanas requeridas para la obtención de una pensión por incapacidad, invalidez o fallecimiento.
Laura Judith Beltrán Silva, titular del departamento de Supervisión de Prestaciones Económicas del Imss en Sinaloa, asentó que de enero a agosto de 2011, se han tramitado con derecho a pago 2 mil 328 casos. Mientras que de enero a agosto de 2010, se registraron 2003 casos.
“Los trabajadores cada vez más conocen sus derechos al contar con seguridad social, este año, en relación al 2010, la solicitud de ayudas por este concepto se ha incrementado en un 16 por ciento”, reveló.

AYUDA POR DESEMPLEO
Así como existen apoyos para matrimonios, también los hay en caso de que haya perdido su empleo y al igual del matrimonio, se considera como un retiro parcial de su cuenta de cesantía y vejez.
Este es un derecho que tiene el trabajador de solicitar el retiro de una parte de sus fondos ahorrados en su cuenta individual por falta de empleo.
Los trabajadores podrán retirar hasta 10 por ciento del monto que tengan en la subcuenta de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez (RVC) o bien 75 días de salario base de cotización al IMSS de la últimas 250 semanas (casi cinco años). Esto sólo lo podrá hacer a partir del día 46 en el que la persona se quedó sin trabajo.
Según la Consar, el retiro sólo se puede ejercer una vez cada cinco años y para tramitarlo es necesario acudir a su unidad médica y solicitar la constancia de baja, para luego acudir a la afore correspondiente para finiquitar el trámite.
Los requisitos y las afectaciones a las semanas de cotización son las mismas que en el caso del apoyo para matrimonios. Redacción




Compartir





Comentarios





CONTÁCTENOS

R. T. Loaiza #197-1 Pte.
C.P. 20180
Los Mochis, Sin. Mex.
Tel: (01 668) 818-6600

Síguenos en las redes sociales